Aviso: Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento. Leer más sobre privacidad - Cerrar Aviso

esencia21Web :: Buscar

Registro - Conectar   Recordar

Índice de Esencia21
 
Registrarse
 
Índice de Esencia21 F.A.Q. Buscar Lista de Miembros Grupos de Usuarios Perfil Mensajería privada Conectarse
 
[ Inicio ] [ Índice de Foros ] [ Mis Favoritos ]


La piedra de Sanmartín "un mensaje extraterrestre"

Página 1 de 1

Ir abajo | Responder

Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice de Esencia21 -> Ufología
 Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
abc

abc

Registrado: 06 Jul 2007
Mensajes: 718
Promedio por Día: 0.29



Estado: Desconectado
MensajePublicado: 14 Jul 2007 3:37 pm    Título del mensaje: La piedra de Sanmartín "un mensaje extraterrestre" Responder citando

Alberto Sanmartín pasó a la historia de la ufología como el hombre que recibió la "piedra del espacio", uno de los casos más extraños de la historia del contactismo.

Pablo Villarrubia.

Sanmartín falleció en 1982 lejos de España, en Sao Paulo (Brasil) donde vivía desde 1956. Con él también desaparecía una historia llena de dudas e incógnitas. Localicé a su viuda, Pacita -una simpática burgalesa de 74 años-, por medio de Encarnación Zapata, investigadora española establecida en Brasil, y me dirigí a su residencia en Sao Paulo, una vivienda sencilla, sin ningún lujo, en el barrio de Santo Amaro, conocido por sus altos índices de criminalidad, donde Pacita vive con su única hija adolescente.

Allí, junto al investigador brasileño de ascendencia japonesa, Claudio Tsuyoshi Suenaga, entrevistamos a la viuda, que nos reveló detalles insospechados de la vida del famoso contactado. Durante la conversación, Pacita puso de manifiesto la admiración que sentía por su marido y su inconformismo por su repentino fallecimiento.

"En aquella noche de 1954 Alberto vio, mentalmente, imágenes de otro mundo, hecho que ya se había repetido en días anteriores. Un extraño impulso le llevó a salir de casa y a caminar de Cuatro Caminos hasta el Puente de los Franceses", dijo Pacita a ENIGMAS, rompiendo el silencio en el que ha estado sumida desde que enviudó.

"Alberto no se cansaba de contarme innumerables veces lo sucedido, siempre con igual entusiasmo. Allí, en el puente, se encontró a una persona que no supo definir si era hombre o mujer. Era joven, estaba enfundada en un mono gris, con abundante cabellera, larga y rubia. Esta persona en ningún momento le habló, pero levantó la palma de la mano en señal de paz y la puso sobre el hombro de Alberto. Luego le dio la espalda y bajó por una cuesta al lado del puente. Volvió al cabo de algunos minutos y entregó a mi marido una extraña piedra con algunas inscripciones. Se despidió sonriendo y bajó nuevamente por dicha cuesta. Alberto todavía alcanzó a ver un objeto circular no muy grande, de superficie oscura, que ascendió y se perdió entre las nubes".

"Durante el día -continuó Pacita- Alberto estuvo conmigo y luego fue para casa, en Cuatro Caminos. Todavía éramos novios y cada uno vivía en la suya. Por la mañana, después del encuentro con el hombre del espacio, me telefoneó, y fui la primera persona que supo lo sucedido. Estaba atónito, y sólo me contó parte de la historia. Después conoció a Fernando Sesma y se lucieron muy amigos".

Polémica en España
Fue de la mano del célebre contactado, Sesma, desde donde se desató toda la polémica en España en cuanto a un posible contacto de Sanmartín con un extraterrestre y, en consecuencia, de la existencia de una piedra labrada fuera de nuestro planeta. El 5 de febrero de 1955 el diario El Alcázar publicó un reportaje sobre la piedra, primero de una serie de cuatro bajo el título: Marte coloca en Madrid su primera piedra. El periodista Arcadio Baquero describía los detalles del análisis de la piedra efectuado por Pedro García Bayón- Campomanes, profesor de mineralogía de la Universidad de Madrid quien decía que "...esta piedra es muy rara y da reacciones extrañas".

Las conclusiones eran muy genéricas y se hablaba de que la piedra tenía un sabor salado, pero que no contenía sales. Era soluble en algunas partes y su composición se asemejaba a la del carbonato o de la caliza, coloreada por alguna sustancia orgánica. La "piedra del espacio" -como empezó a ser llamada- tenía un formato rectangular, de 12 centímetros de largo, 4 de ancho y 2 de altura. Era de color violáceo intenso, salpicada por puntos amarillos y brillantes.

"La piedra fue perdiendo su color intenso poco a poco, y se hizo de un tono gris verdoso. Yo llegué a probar el gusto de la piedra, y sabía a sal. A veces, al tocarla, sentía una sensación de tranquilidad. Otras personas que la tocaron me dijeron lo mismo", recuerda Pacita. Se asemejaba a la piedra pómez, no, muy resistente y de apariencia esponjosa. Alberto, al sacar varios fragmentos para análisis, acabó por dejarla muy fina y se partió. Tuvo que pegarla, y las grietas quedaron visibles", lamenta la viuda. Una muestra fue enviada a Illinois (EE.UU.), al doctor Joseph Allen Hynek (fallecido en 1986), quien nunca llegó a emitir una opinión al respecto. La obsesión de Sanmartín por obtener una respuesta científica sobre el origen del artefacto le llevó, en octubre de 1969, a efectuar el más completo análisis que se conoce del objeto: "La persona que le entregó los resultados volvió unos días después para pedirle que no divulgara los datos e intentó convencerle de que era un tipo de cemento. Mi marido creyó que se trataba de una forma de hacerle ocultar la verdad sobre el origen cósmico de la piedra", dijo Pacita.

Símbolos cósmicos
La piedra, en una de sus caras, presentaba nueve símbolos enigmáticos que recibieron interpretaciones de investigadores tan diversos como Femando Sesma, el epigrafista Joaquín María de Navascués, el padre Severino Machado o él mismo Sanmartín.

En la edición de El Alcázar del día 9 de febrero de 1955, figuraba una entrevista al entonces director del Museo Arqueológico de Madrid, Joaquín María de Navascués. EI único signo que consiguió interpretar fue un círculo cortado por una línea central y que significaría "Saturno", uno de los planetas gigantes de nuestro Sistema Solar con sus bellos anillos.

Machado publicó en 1955 un libro sobre la piedra titulado Los platillos volantes ante la razón y la ciencia, y Sesma otros dos, El mensaje filosófico del hombre del espacio (1955) y La piedra de la sabiduría. Machado corroboró el significado de la señal "Saturno", pero añadió que los sírnbolos, en conjunto, constituyen una muestra de amistad hacia nosotros de los seres de este planeta.

Sesma había encontrado algunas relaciones matemáticas entre el rostro humano y las dimensiones de la "piedra del espacio": "La unidad de medida de la piedra es, pues, el iris humano'. Los tres tercios de un rostro normal, frente, nariz, boca y mentón miden seis centímetros, es decir, seis iris. Muy bien, la densidad de la piedra es de 1.8, en comparación con la medida del rostro humano que es de 18 centímetros (El mensaje filosófico de la piedra del espacio)" .
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Enviar tema a:
Meneame Meneame
Digg

Guardar tema en favoritos:

Google Bookmarks

Yahoo Yahoo Bookmarks

Delicious Delicious

Sindicar titulares de este foro

Todas las horas están en GMT

No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas

Página 1 de 1
Publicar Nuevo Tema     Responder al Tema    Índice de Esencia21 -> Ufología


 
Saltar a:  

Esencia21
Staff del foro
Estadísticas
Mapa del sitio
RSS Sindicar temas
|
|
|
|
|
|
Opciones de usuario:
Registrarse :: Conectar
Editar perfil
Eliminar cuenta de usuario
Borrar cookies creadas por este sitio
|
|
|
|
|
|
Servicio ofrecido por:
foros.ws :: Crea tu foro gratis
Privacidad :: Terminos del servicio
Foros de Actualidad y Noticias | Directorio de foros
3 Powered_by: phpBB